Logo de la Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Consultas en Madrid y Salamanca. Pº San Francisco de Sales, 4-2º 28003 Madrid
Pida consulta llamando al:
91  544  00  00
Contacto
Envíenos su consulta
Centro médico acreditado

archivos por mes del Doctor Cidón: Junio 2008

Hay que comer bien

Categoría: Adelgazamiento , Alimentación , Medicina biológica
24 Junio, 2008 .


Gracias a los alimentos, nuestro cuerpo obtiene la energía necesaria para vivir, sin embargo, en muchas ocasiones, se tiende a comer por aburrimiento o por capricho. Se come sin tener ganas.

 Comer de una forma equilibrada significa, saber exactamente lo que comemos y en qué cantidades. De esta manera los alimentos cumplirán eficazmente su función. Todos los alimentos, independientemente de la forma en la que se presenten llevan una serie de componentes gracias a los cuales nuestro organismo va a poder desarrollar una serie de funciones vitales básicas: aportar la energía necesaria a las células y servir como materia prima para que los tejidos y demás órganos del cuerpo se desarrollen. Una alimentación equilibrada, y por tanto saludable, debe estar compuesta por 7 elementos básicos: vitaminas, minerales, fibra, proteínas, grasas, carbohidratos y agua. El organismo es sabio, y se vale de dos herramientas para asegurarse que no se ingiera más cantidad de comida de la necesaria: sentir hambre y estar saciado. Muchas veces no hacemos caso a estas señales, y seguimos comiendo, lo cual deriva en sobrepeso u obesidad.Es necesario comer lo justo y necesario, pues no por comer más estamos mejor alimentados. De hecho se pueden desarrollar algunas enfermedades crónicas: hipertensión, colesterol,… Modificando algunos de nuestros hábitos e implantando otros más saludables, conseguiremos alimentarnos de una forma adecuada, que no nos lleve a coger más peso del necesario.          Es aconsejable comer de tres a cinco veces al día.         No olvidar nunca el desayuno.         Es necesario planificar diariamente nuestras comidas, y teniendo en cuenta esta planificación hacer la compra, evitando aquellos alimentos que pueden tentarnos en casa.         Sustituir ciertos alimentos, como las golosinas y los chocolates, por otros más sanos, como frutas o yogures. Siguiendo estos pocos consejos, realizar ejercicio de forma regular y olvidarse de pasar tanto tiempo en el sofá, es lo único que necesitamos para vivir de una forma más correcta.

Fruta y proteínas

Categoría: Adelgazamiento
24 Junio, 2008 .

Estamos hartos de que nos digan que para adelgazar hay que comer mucha fruta. Sabemos que tienen un número de calorías muy bajo, por lo cual son ideales para no engordar, pero aparte de esta propiedad tan conocida no sabemos mucho más de ellas.

 

Pues bien, la importancia de las mismas reside en que son fuente primordial de proteínas, al igual que las carnes, los vegetales y los productos lácteos.

 

Las proteínas son sustancias orgánicas esenciales para la vida de todos los seres vivos, y es por eso que sus células están compuestas en gran medida por ellas. Están formadas principalmente por aminoácidos, responsables totalmente de su valor nutritivo, aunque también tienen ácidos grasos, azufre y fósforo.

Las funciones de las proteínas son variadas. Entre todas ellas podemos destacar las siguientes: contribuyen a la formación y reparación de los tejidos de los animales, constituyen el núcleo de las células, son sustancias básicas para el proceso alimenticio, pues gracias a ellas se forman los anticuerpos (que nos defienden de las enfermedades) y se mantiene el equilibrio de los líquidos en el cuerpo, Además actúan como catalizadores, activando ciertas reacciones químicas gracias a las cuales se transforman alimentos en energía o se utilizan para crecer.

 

Como ya hemos mencionado antes, las proteínas se encuentran en las frutas, vegetales, lácteos y carnes, pero son las proteínas de las frutas las de mayor calidad. Las de las carnes y vegetales, por ejemplo, contienen purinas que pueden cristalizar algunas sustancias como el ácido úrico y algunos productos tóxicos, y acabar desarrollando problemas de reuma y otras enfermedades relacionadas con el ácido úrico. Aunque muchos especialistas recomiendan no tomar carne, ésta no tiene porque ser dañina si se toma con mesura, siendo beneficiosa para obtener proteínas.

 

El consumo de fruta diariamente es básico no solo para obtener un buen aspecto externo, perdiendo kilos y no engordando, sino también para conseguir uno interno mucho más saludable.

La moda de los centros de adelgazamiento

Categoría: Adelgazamiento , Balon Intragástrico , Celulitis , Tratamientos
7 Junio, 2008 .
Por: María José Hoy en día,  cada vez son más las personas que desean adelgazar de forma sana y saludable. Debido a la demanda, ha proliferado la creación de centros de adelgazamiento express que prometen rápidos resultados con dietas milagrosas y poco esfuerzo por parte del cliente. Adelgazar a base de ampollas, pastillas y jarabes, combinado con dietas hipocalóricas  pobres en hidratos de carbono, es el marketing que están imponiendo este tipo de centros. El resultado es en muchos casos, una rápida disminución de peso gracias al consumo de estos productos, que además tan solo se pueden obtener en este tipo de establecimientos, y por tanto, a un elevado coste.  El secreto del éxito, casi en la mayor parte de los casos, consiste en atacar el problema eliminando la retención de líquidos a base de productos diuréticos. La estrategia más eficaz y más sana se aleja mucho de ésta, ya que consistiría en atacar las grasas acumuladas y corregir los malos hábitos alimenticios, los cuales son el verdadero origen de los problemas de obesidad. Muchos de estos locales no cuentan con la supervisión de un médico nutricionista que estudie individualmente cada caso, en su lugar, los empleados suplen esta figura atendiendo a los clientes con tan solo algunas nociones sobre nutrición.  Las dietas supuestamente individualizadas, son en realidad idénticas para todos los clientes. Siempre se imponen las mismas, la de la alcachofa, papaya, piña, apio y cebolla…, y se deben seguir durante un determinado  período de tiempo (1 semana-15 días).  Estos centros de adelgazamiento express obtienen la mayor parte de sus beneficios vendiendo sus productos complementarios para una dieta adecuada. Se trata de productos naturales que sacian el apetito, controlan la ansiedad y ayudan a la eliminación de líquidos. El consumo de estos productos tiene sin duda su lado malo, nos referimos al efecto rebote que provoca en el organismo una vez dejan de ser usados:  todo el peso corporal que se ha perdido se recupera casi de manera inmediata tras dejar un tratamiento a base de estos productos. Además, en este tipo de centros no aconsejan la práctica del ejercicio físico al principio de las dietas, pues de esta manera se come menos al no realizar ningún desgaste corporal. Un buen centro de adelgazamiento te recomendarán siempre ejercicio físico paralelamente, para evitar la flacidez y la aparición de celulitis. De no ser así, un tratamiento adelgazante no será exitoso.

La mejor arma: una buena dieta

Categoría: Adelgazamiento , Balon Intragástrico , Tratamientos
7 Junio, 2008 .
Por María José La grasa es un problema común que afecta a muchas mujeres y, aunque al final, el efecto de su aparición en todas ellas se traduce en una misma situación: tener un físico que no gusta y que se quiere cambiar, no existe un único remedio infalible para todos los casos puesto que esta grasa no se localiza de la misma manera. Conocer nuestro cuerpo y las zonas conflictivas del mismo desde bien joven nos permitirá evitar estas acumulaciones de grasa. La solución no solo es someternos a tratamientos una vez ha aparecido el problema, sino prevenirlo por medio de dietas adecuadas:           Cuando no hay ningún punto en concreto en el que se acumula la grasa, sino que existe una gordura generalizada, la dieta más adecuada es aquella que contiene todos los nutrientes pero con un aporte de calorías mucho menor del que se consume. Se recomienda tomar verduras, legumbres, frutas, cereales, carnes y pescados no grasos, así como beber abundante líquido. Todos estos alimentos deberán distribuirse en un desayuno muy abundante, una comida ligera y una cena muy ligera. A media mañana y a media tarde se puede elegir entre tomar un yogur, queso fresco, fruta, zumo de tomate, o pavo con 0% de grasa…         En el caso de mujeres que tienen los hombros y el tórax más estrechos que las caderas y los muslos (mujer pera), encuentran su enemigo principal en las grasas y los azúcares refinados, por lo que se aconseja no tomar alimentos que los contengan, así como evitar todos aquellos que tienen un gran índice glucémico (miel, frutos secos, plátanos,…). Lo que sí se recomienda es tomar abundantes lácteos desnatados, frutas, verduras y hortalizas bajas en hidratos y ricas en fibra, así como pescados. Todos ellos distribuidos en 5 comidas al día, con cenas ligeras. La fruta y los lácteos desnatados con un extra de fibra en la merienda y a media mañana complementarán la dieta.         Si eres muy delgada, una dieta variada y calórica, pero no a base de grasas, te ayudará. No vale con comer de todo y en cantidad, porque de esta manera en lugar de solucionar el problema lo podemos empeorar. Se recomienda comer de todo pero con moderación (hidratos de carbono, proteínas, verduras y hortalizas de todo tipo, lácteos y derivados, fruta y grasas). Hacer 5 comidas al día, con un desayuno y comida abundantes, así como tomar más hidratos en la cena: pasta, arroz, patata,….y 1,5 litros de agua al día.         La mujer manzana se caracteriza por tener una distribución corporal similar a la del hombre. En este caso, como el problema principal es el almacenamiento de grasa en el abdomen hay que evitar las grasas y seleccionar bien los hidratos de carbono que se toman. Los pescados blancos, legumbres, cereales integrales, frutas ricas en fibra, café e infusiones son algunos de nuestros aliados. Igualmente distribuidos en 5 o 6 comidas al día.

El único camino no es la operación

Categoría: Adelgazamiento , Balon Intragástrico , Celulitis , Cirugía Estética
7 Junio, 2008 .
Por María José Prácticamente todo el mundo sabe que el origen de la obesidad es un cúmulo de factores: genéticos, educacionales, hábitos de vida sedentarios y dietéticos inadecuados, problemas psicológicos,… Cuando se trata de la obesidad severa o mórbida, el problema se agrava y todos estos factores negativos se convierten en una gran montaña que es prácticamente imposible de escalar, pues aunque se logre perder peso, existe un fenómeno poco conocido a través del cuál el máximo grado de obesidad o peso máximo alcanzado queda grabado en la memoria biológica del paciente de tal manera que, cuando se pierde peso el organismo tiende a recuperar ese peso máximo de todas las maneras posibles. Cada individuo nace con unos genes determinados, que se van desarrollando de una manera o de otra a medida que éste va creciendo, en función de las situaciones que deba afrontar la persona. Estos genes dirigen nuestras vidas, y pueden llegar a obligarnos a realizar cosas en contra de nuestros deseos. Pero negarnos a este sometimiento no es tan difícil como parece, pues desde que somos pequeños debemos superar ciertos impulsos biológicos, al tener que adaptarnos a la vida en sociedad. Por ejemplo: hay que superar el impulso de huir de la disciplina y del esfuerzo.  Con el tema de la obesidad ocurre igual. El paciente que quiera superar el problema debe comenzar haciéndose una propuesta muy importante, determinar exactamente lo que quiere conseguir y saber cuánto de su esfuerzo va a invertir para ello. Una vez el individuo comienza el reto y lo va alimentando cada día se puede decir que ha conseguido casi lo más difícil. Hay que tener claro por tanto, que para acabar con este tremendo problema, no solo se puede recurrir a la cirugía (reducción de estómago,…), que es una opción tal vez demasiado drástica, sino que hay que tener una fuerte voluntad y seguir una serie de directrices básicas: buscar la ayuda de especialistas en estos grados de obesidad; cambiar los hábitos de vida, andando más y dejando de lado la pereza; alimentarse adecuadamente y realizar ejercicio físico (es recomendable el ejercicio fundamentalmente aeróbico y repetitivo de movimientos muy sencillos para evitar posibles lesiones. Estos ejercicios pueden ir variando a medida que se va perdiendo peso). Si con todo esto, aún no se consigue bajar de peso, se puede recurrir a técnicas no quirúrgicas como el balón intragástrico, que ayuda además a cambiar algunos hábitos. Por último, no se debe olvidar que perder peso es fácil, que lo verdaderamente difícil es mantenerlo, pero que esto no es imposible. Lo único que se necesita es dedicación y esfuerzo diario. Y por supuesto, la mano de especialistas que nos orienten. 

Tópicos de la alimentación

Categoría: Adelgazamiento , Tratamientos
7 Junio, 2008 .
El creciente interés que la sociedad tiene por la belleza y la delgadez se ha unido actualmente al que ya existía por la prevención de enfermedades mediante la alimentación, convirtiéndose ambos en un importante caldo de cultivo para todo tipo de mitos y creencias sobre ciertos alimentos comunes en nuestra dieta. En su afán por perder peso, cualquier persona que sufra obesidad o simplemente unos kilos de más, seguirá a “raja tabla” esta serie de erróneos principios que no tienen ninguna base empírica, y que muchos se ven favorecidos por los intereses de firmas comerciales, que se aprovechan del desconocimiento general para obtener el fin económico: 
  • Las vitaminas al no aportar ninguna caloría, ni adelgazan ni engordan.
  • El aceite de oliva, ya sea cocinado o en crudo, aporta las mismas calorías que cualquier otro tipo de aceite por lo que no hay que exagerar en su consumo, pues puede engordar.
  • Es cierto que las frutas dulces como los dátiles o el plátano tienen un mayor aporte calórico que otras como la manzana o la naranja, pero por ello no hay que dejar de comerlas, sino simplemente tomar menos cantidad para que el aporte calórico sea igual al de éstas últimas.
  • En cuanto a los alimentos integrales, la única diferencia que existe con los productos que no lo son es que los integrales contienen fibra, lo cual favorece el tránsito intestinal, reduce los niveles de glucosa y colesterol y previene enfermedades como el cáncer. Es por esta razón y no porque no engorde por lo que son beneficiosos.
  • De los alimentos Light también existen falsas creencias, sí que aportan menos calorías pero si se toman en exceso también pueden engordar.
  • La fruta engorda igual, tomada antes o después de las comidas. Aunque sí es cierto que si se toma antes, se produce una sensación de saciedad que evita comer más después.
  • El agua, al no aportar calorías no engorda, ni antes ni durante ni después de las comidas. De hecho provoca saciedad, que puede evitar el consumo de una mayor cantidad de comida. Sin embargo, como todo, en exceso es malo y el agua puede ralentizar la digestión pues dificulta la dilución de los jugos gástricos.
  • Evitar el consumo de hidratos de carbono porque engordan sería absurdo. Éstos constituyen la principal fuente de energía del cuerpo. Tomándolos se ingiere fibra, y ésta produce saciedad. Además el no tomar hidratos, deriva en tomar otro tipo de nutrientes para obtener energía, lo cual puede derivar en daños muy severos.
  • El pan, como todo alimento, salvo el agua, engorda si se toma sin medida. Tanto la miga como la corteza tiene similares cantidades de calorías, por lo que es absurdo tomar la corteza porque engorde menos que la miga  De hecho a igualdad de peso entre corteza y miga, tiene más calorías la corteza.
 Estos son algunos falsos mitos, pero existen muchos más, por eso es tan importante el asesoramiento de un buen profesional en dietética y nutrición cuando se quiere adelgazar.  

Contacte con el Dr. Cidón si le interesan sus tratamientos o necesita más información.
También puede ponerse en contacto utilizando este formulario.


Logo de la Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica en Madrid:
Dr. Cidón - Pº San Francisco de Sales,
4-2º 28003 Madrid, España
Tel.: 91.544 00 00
Clínica en Salamanca:
Dr. Cidón - Avenida de Italia
4-1º 37006 Salamanca, España
Tel.: 923.22 60 08
Tels: 91.544 00 00  /  923.22 60 08
Última actualización: 27/06/2017