Logo de la Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Consultas en Madrid y Salamanca. Pº San Francisco de Sales, 4-2º 28003 Madrid
Pida consulta llamando al:
91  544  00  00
Contacto
Envíenos su consulta
Centro médico acreditado
Categoría: Adelgazamiento, Balon Intragástrico, Celulitis, Cirugía Estética
7 Junio, 2008
Por María José Prácticamente todo el mundo sabe que el origen de la obesidad es un cúmulo de factores: genéticos, educacionales, hábitos de vida sedentarios y dietéticos inadecuados, problemas psicológicos,… Cuando se trata de la obesidad severa o mórbida, el problema se agrava y todos estos factores negativos se convierten en una gran montaña que es prácticamente imposible de escalar, pues aunque se logre perder peso, existe un fenómeno poco conocido a través del cuál el máximo grado de obesidad o peso máximo alcanzado queda grabado en la memoria biológica del paciente de tal manera que, cuando se pierde peso el organismo tiende a recuperar ese peso máximo de todas las maneras posibles. Cada individuo nace con unos genes determinados, que se van desarrollando de una manera o de otra a medida que éste va creciendo, en función de las situaciones que deba afrontar la persona. Estos genes dirigen nuestras vidas, y pueden llegar a obligarnos a realizar cosas en contra de nuestros deseos. Pero negarnos a este sometimiento no es tan difícil como parece, pues desde que somos pequeños debemos superar ciertos impulsos biológicos, al tener que adaptarnos a la vida en sociedad. Por ejemplo: hay que superar el impulso de huir de la disciplina y del esfuerzo.  Con el tema de la obesidad ocurre igual. El paciente que quiera superar el problema debe comenzar haciéndose una propuesta muy importante, determinar exactamente lo que quiere conseguir y saber cuánto de su esfuerzo va a invertir para ello. Una vez el individuo comienza el reto y lo va alimentando cada día se puede decir que ha conseguido casi lo más difícil. Hay que tener claro por tanto, que para acabar con este tremendo problema, no solo se puede recurrir a la cirugía (reducción de estómago,…), que es una opción tal vez demasiado drástica, sino que hay que tener una fuerte voluntad y seguir una serie de directrices básicas: buscar la ayuda de especialistas en estos grados de obesidad; cambiar los hábitos de vida, andando más y dejando de lado la pereza; alimentarse adecuadamente y realizar ejercicio físico (es recomendable el ejercicio fundamentalmente aeróbico y repetitivo de movimientos muy sencillos para evitar posibles lesiones. Estos ejercicios pueden ir variando a medida que se va perdiendo peso). Si con todo esto, aún no se consigue bajar de peso, se puede recurrir a técnicas no quirúrgicas como el balón intragástrico, que ayuda además a cambiar algunos hábitos. Por último, no se debe olvidar que perder peso es fácil, que lo verdaderamente difícil es mantenerlo, pero que esto no es imposible. Lo único que se necesita es dedicación y esfuerzo diario. Y por supuesto, la mano de especialistas que nos orienten. 
¿Le resultó útil? Por favor, comparta esta información:

Comentarios cerrados para este artículo.

Si desea estar a la última acerca de las actualizaciones en los tratamientos y promociones de Doctor Cidón Sucríbase al RSS de tratamientos de Doctor Cidón RSS de Doctor Cidón.


Logo de la Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica en Madrid:
Dr. Cidón - Pº San Francisco de Sales,
4-2º 28003 Madrid, España
Tel.: 91.544 00 00
Clínica en Salamanca:
Dr. Cidón - Avenida de Italia
4-1º 37006 Salamanca, España
Tel.: 923.22 60 08
Tels: 91.544 00 00  /  923.22 60 08
Última actualización: 17/05/2017