Logo de la Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Consultas en Madrid y Salamanca. Pº San Francisco de Sales, 4-2º 28003 Madrid
Pida consulta llamando al:
91  544  00  00
Contacto
Envíenos su consulta
Centro médico acreditado

pulmón: Información y artículos publicados por Doctor Cidón etiquetados como pulmón

¿Por qué fumamos?

Categoría: Medicina biológica , Tabaquismo , Tratamientos
27 julio, 2008 .
Son muchas las razones que pueden hacer que una persona empiece a fumar: simple curiosidad por conocer el sabor del tabaco, comprobar en primera persona si las leyendas del tabaco que se oyen son ciertas (que al principio marea y te dan ganas de vomitar), si tus padres o familiares cercanos fuman o si el círculo de amigos con el que te mueves también lo hace. Llegar a depender del tabaco es el resultado de pasar por estas tres fases:          En una primera fase, el fumador en potencia “tontea” con el cigarrillo buscando las sensaciones que fumar le produce, pero sin tener aún una necesidad física ni psíquica de él. Fumar aún no es un hábito pues se realiza de forma muy ocasional.         La segunda fase es la del fumador que empieza a ser tal. La persona empieza a fumar por hábito, en reuniones sociales, después de comer,… pero aún puede “controlar la dependencia”, y no siente ningún tipo de malestar si no fuma.         Los que alcanzan esta tercera fase, son los verdaderos fumadores, aquellos que si no fuman se sienten mal, y empiezan a experimentar malestar físico y psíquico, que les lleva a entrar en una vorágine de la que es difícil escapar, pues si no fuman se sienten mal pero si lo hacen cada vez lo necesitan más. El verdadero fumador, aquél que llega a la tercera fase, no utiliza ni obtiene del tabaco lo mismo, por eso podemos hablar de diferentes tipos de fumadores:          Hedonista: es aquél que disfruta del placer de fumar.         Crítico: que fuma en situaciones de crisis y estrés para relajarse.         Habitual: no tiene ninguna razón para fumar. Fuma en cualquier situación de su vida, y además bastante. Se siente mal si no está fumando.         Pasivo: sufre las consecuencias de que fumen los demás, lo cual es más peligroso pues el humo que se expulsa es mucho más perjudicial que el que se traga. Cualquier fumador se puede meter en alguna de estas categorías y no existe ninguna duda de que cualquiera puede dejar de fumar, con mayor o menor dificultad. Eso sí, siempre que realmente lo desee.

Busca una razón y déjalo

Categoría: Acupuntura , Biorresonancia , Medicina biológica , Tabaquismo , Tratamientos
27 julio, 2008 .
Dejar de fumar no es fácil para nadie, a pesar de que a algunas personas les pueda resultar más sencillo que a otras. Lo principal para todos los que quieran dejar este mal hábito es buscar una motivación y pensar positivamente que lo van a lograr. Cualquier motivo es bueno si gracias a él se reúnen las fuerzas necesarias para dejarlo:          Salud: dejar el tabaco permite eliminar toxinas, evitar enfermedades pulmonares y cardiovasculares, favorecer que la piel recupere el brillo y la juventud perdida, mejorar el aspecto de los dientes (se vuelven amarillos con el tiempo),  no tener mal aliento,…         Economía: no fumar implica un ahorro anual muy importante.         Entorno: la familia y los amigos agradecerán el abandono de este hábito pues ellos también sufren las consecuencias y riesgos del cigarrillo, al convertirse en fumadores pasivos. Dejar de fumar es una decisión que implica mucho más que dejar de lado un cigarrillo, supone un cambio de actitud ante varios aspectos de la vida, pues a la vez que el fumador decide someterse a algún tratamiento supervisado por profesionales médicos (biorresonancia,…) es necesario que éste adopte una serie de consejos, algunos más sencillos que otros, que le ayudarán a superar el “mono” de la mejor manera posible.          Evitar las bebidas excitantes como el café, las infusiones, el alcohol o la coca cola, que impulsan a fumar.         Beber mucha agua y evitar picar entre horas, pues la ansiedad que se produce al dejar el tabaco se intenta paliar con la comida.          Tomar chicles o caramelos sin azúcar, fruta, zumos y yogures.         Preparar la comida al horno y al vapor.         Pedir la colaboración de amigos y familiares que fuman para que no lo hagan delante de él.         Establecer unos horarios fijos para comer, dormir,…Lo cual evita situaciones de estrés y cansancio que puedan impulsar a fumar.         Realizar ejercicio o alguna técnica de relajación (yoga,…). Así como encontrar alguna afición como escuchar música, leer,…         Evitar, en los primeros momentos del tratamiento, aquellas situaciones que antes se acompañaban de un cigarrillo: salir de copas con amigos,…

Contacte con el Dr. Cidón si le interesan sus tratamientos o necesita más información.
También puede ponerse en contacto utilizando este formulario.


Logo de la Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica en Madrid:
Dr. Cidón - Pº San Francisco de Sales,
4-2º 28003 Madrid, España
Tel.: 91.544 00 00
Clínica en Salamanca:
Dr. Cidón - Avenida de Italia
4-1º 37006 Salamanca, España
Tel.: 923.22 60 08
Tels: 91.544 00 00  /  923.22 60 08
Última actualización: 22/09/2017