Logo de la Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Consultas en Madrid y Salamanca. Pº San Francisco de Sales, 4-2º 28003 Madrid
Pida consulta llamando al:
91  544  00  00
Envíenos su consulta
Centro médico acreditado


Terapia de Quelación

¿Qué es la Terapia de Quelación?

La terapia de Quelación es un tratamiento endovenoso con una solución de minerales, vitaminas y especialmente aminoácidos. A través de la acción bioquímica del EDTA (ácido etilen diamino tetraacético) que contiene, produce la remoción de metales pesados y disminuye la producción de productos tóxicos, como los llamados radicales libres de oxígeno,  eliminándose a través de la orina.

El tratamiento por Quelación elimina los metales tóxicos, con efecto antioxidante que revitaliza y frena el proceso de envejecimiento. Restaura la elasticidad de las arterias al disminuir el endurecimiento producido por la oxidación hace mas fluida la actividad cerebral.

Quelación

La Quelación frente al Cáncer

El plomo, cadmio y mercurio tienen actividad cancerígena por la formación de radicales libres.

El valor del EDTA en los enfermos de cáncer fueron corroboradas en un estudio llevado a cabo en una pequeña ciudad Suiza, durante 18 años y donde se evaluó la tasa de muerte por cáncer en pacientes que recibieron esta terapia. Se observaron dos grupos de personas con unas condiciones de vida muy similares, un grupo recibió quelación y el otro no. En el grupo no tratado (172 personas), la tasa de muerte por cáncer fue del 17.6%. En el que recibió quelación (59 personas), solo una persona murió de cáncer siendo su tasa del 1.7%. En otras palabras la terapia de quelación con EDTA reduce la mortalidad por cáncer en un 90%.

La Quelación, EDTA en la Osteoporosis

La acción del EDTA sobre la nueva formación del hueso está documentada en varios trabajos de investigación.

Las personas sometidas a quelación reportan cambios importantes en las densitometrías óseas sin tomar productos diferentes a la suplementación nutricional que reciben en esta terapia. Y es que parece ser que el calcio que el EDTA elimina de la luz arterial, lo aprovecha el organismo para remineralizar el hueso. En promedio, el aumento de la masa ósea en un año es del 15%

La Quelación frente al envejecimiento

El deterioro producido por la edad también involucra un estado de oxidación generalizado de membranas, líquidos corporales y estructuras que inhabilita el sistema metabólico y la funcionalidad de las células. El promedio de vida puede verse mejorado por la terapia de quelación.

Algunos investigadores:

  • El investigador M.I. Lansing, demostró que agregando agentes quelantes al medio de cultivo donde viven ciertos organismos primitivos, se aumentaba ostensiblemente el período de vida de éstos. El Dr. A. Tyler estudió la supervivencia de los espermatozoides del erizo de mar (cuya vida es muy corta) y agregó aminoácidos al agua en que vivían, pensando que dependían de estos nutrientes; algunos de estos aminoácidos aumentaban el período de vida pero otros no; luego la hipótesis nutricional no era adecuada. Pronto Tyler se dio cuenta que los aminoácidos que mejoraban la longevidad de los espermas tenían actividad quelante y agregó al agua un aminoácido que no es un nutriente, el EDTA. Con esto aumentó 50 veces el promedio de vida.
  • El Dr. Johan Bjorksten es uno de los investigadores que mejor conoce la bioquímica del envejecimiento. Es el descubridor del cross-linking (entrecruzamiento de proteínas dentro de las células), fenómeno que hoy es considerado como la principal causa del deterioro por la edad. Es un entrecruzamiento de macromoléculas, con formación de puentes de proteínas, que entorpece y debilita los procesos biológicos y produce además una progresiva insolubilización e inmovilización de proteínas, ácidos nucleicos y otras macromoléculas. Los metales pesados que se acumulan con la edad favorecen la formación de estos puentes entre moléculas. Después de estudiar este proceso de forma exhaustiva, Bjorksten afirma que solo ha encontrado dos factores que tienen valor para controlar este deterioro dependiente de la edad: el ejercicio y la quelación con EDTA.

La Quelación mejora la fisiología

Todos los ámbitos de la fisiología del organismo se benefician con la terapia de quelación, no se limita solo a la función cardiovascular.

Se hizo un estudio que cuantificaba el estado clínico de los enfermos sometidos a esta terapia aplicando un conocido y probado instrumento de evaluación: el Cornell Medical Index Health Questionarie (CMI.) En una muestra de 139 pacientes que recibieron un promedio de 26 sesiones de EDTA (a dosis de 3 gramos), se observó mejoría en el funcionamiento de todos los sistemas. Los mejores resultados se observaron en el músculo-esquelético que tuvo un porcentaje de reducción de síntomas del 25%, el neurológico y cardiovascular 19%, los menores fueron el gastrointestinal y el urinario con una reducción del 11% en ambos.

El daño generalizado de las membranas

Los metales pesados producen una severa alteración en la estructura de las membranas celulares. Estas se encargan de facilitar el paso de nutrientes a través de ellas hacia el interior de la célula y de los desechos fuera de esta.

Este daño inhabilita la célula para alimentarse a pesar de estar presentes los nutrientes en el medio extracelular. Por esto, a menudo la suplementación con vitaminas no produce la mejoría esperada. Así mismo el medio intracelular se llena de desechos que al no poder ser eliminados, lo acidifican y entorpecen el funcionamiento enzimático de las células y su producción de energía.

La Quelación como medicina preventiva

Desde el punto de vista práctico, la terapia de quelación no implica sólo la administración de infusiones de EDTA. Para mantener los beneficios de la recuperación funcional de la matriz extracelular, se hace necesario un cambio igualmente radical de sus hábitos de vida, pautas de alimentación, suplementos nutricionales, evitar los tóxicos y consejos sobre actividad física.

Beneficios de la Quelación

  • Mejora el síndrome de fatiga crónica.
  • Mejora la memoria y concentración.
  • Mejora la visión.
  • Bloquea el exceso de radicales libres.
  • Mejora la elasticidad de las arterias.
  • Disminuye la demencia senil.
  • Mejora la actividad física e intelectual.
  • Reduce metales pesados intracelulares, tales como Plomo, Cadmio, Níquel y Aluminio responsables de múltiples alteraciones enzimáticas.
  • Al movilizar el Plomo, mejora la síntesis de prostaciclinas, disminuyendo los espasmos arteriales.
  • Elimina el Calcio de la formación de las placas en los vasos.
  • Estimula la perfusión capilar y disminuye el espesor de la membrana basal.
  • Mejora la flexibilidad de la membrana eritrocitaria.
  • Normaliza la tensión arterial con mejor funcionamiento cardiaco incluyendo, en muchos casos, las arritmias cardíacas y mejor circulación.
  • Reduce del colesterol en un segundo tiempo y disminución en el requerimiento de insulina en pacientes diabéticos.
  • Mejora la función hepática, el metabolismo lipídico y el control glucémico en los diabéticos.
  • Disminuye los enlaces cruzados de las fibras de elastina de la aorta.
  • Limpia de minerales tóxicos el hígado y los riñones, mejorando la función de estos órganos.
  • Elimina metales pesados del sistema inmune mejorando su funcionamiento.
  • En isquemias cerebrales, puede prevenir o revertir síntomas de demencia.
  • Mejora la sintomatología del infarto.
  • Elimina metales tóxicos del Sistema Nervioso Central, mejorando su funcionalidad.
  • Favorece la producción de óxido nítrico endotelial.
  • Estabiliza las mitocondrias.
  • Alivia calambres en las piernas por regularización de la bomba sodio potasio y como consecuencia, menos dolores artríticos, asociado a normalización de extremidades frías.
  • Reduce la dosis de medicamentos, incluidos los diuréticos.
  • Mejora la memoria y aumenta la claridad mental.
  • Incrementa el diámetro arterial un 20%
  • Previene la peroxidación lipídica, mejorando el transporte celular activo.
  • Mejora la microcirculación por acción directa sobre el endotelio vascular.
  • Favorece la regresión de la placa de ateroma.
  • Disminuye la viscosidad sanguínea y la agregación plaquetaria.
  • Recupera el tejido isquémico distal.

Mejoras tras el tratamiento

  • Mejora circulatoria global.
  • Reduce el colesterol.
  • Disminuye la glucemia.
  • Disminuyen los triglicéridos.
  • Ayuda en la enfermedad de Parkinson.
  • Mejoran las hipoglucemias reactivas.
  • Mejora la gangrena diabética.
  • Disminuye la tensión arterial.
  • Normaliza arritmias.
  • Disminuyen los calambres.
  • Disminuyen los síntomas alérgicos.
  • Ayuda en la regulación del peso.
  • Mejoran las funciones sensoriales.
  • Mejoran los dolores articulares.
  • Mejora la caída del pelo.
  • Mejora la impotencia.
  • Mejoran los síntomas de Alzheimer.
  • Mejora la actividad física e intelectual.

¿Cómo se lleva a cabo la terapia de Quelación?

Cada paciente es sometido a una evaluación médica, en la cual se define la necesidad o no de hacer el tratamiento. Una vez en el programa, los pacientes reciben periódicamente una solución de sustancias entre las cuales el EDTA es el principal componente. La dosis de esta sustancia se ajusta a cada paciente con base en su edad, talla, peso, sexo, y función renal indicada por los análisis de creatinina que es un examen que evalúa la función del riñón.

Estas infusiones intravenosas, se aplican de 1 a 3 veces a la semana. El protocolo habitual se ha establecido en un total de 30, aunque hay otros esquemas. Los pacientes pueden requerir refuerzos después de varios meses de terminado el tratamiento.

El tiempo de infusión es de 2 a 3 horas para favorecer la acción del EDTA. El procedimiento no es doloroso y las personas durante el tiempo que dura la sesión pueden leer, escuchar música, ver televisión…

Durante las primeras sesiones se hacen controles de creatinina para vigilar la función del riñón y ajustar la dosis de EDTA.

Efectos secundarios

 La mayoría de pacientes no presentan reacciones adversas en ningún momento de la terapia. De forma ocasional se puede presentar un leve dolor de cabeza, hiperactividad, somnolencia, rubor facial y aumento del volumen de orina. Se han descrito también casos de hipoglucemia e hipocalcemia. Por esta razón se recomienda que los pacientes acudan al tratamiento después de haber comido y dormido bien. Excepcionalmente han ocurrido alergias que en su mayoría dependen de sustancias que se mezclan con el EDTA como vitaminas del complejo B.

La FDA (Food and Drug Administration, es la agencia de alimentos y medicamentos del gobierno de los Estados Unidos), ha aprobado el EDTA como conservante de muchos productos que se usan diariamente y se considera que es menos tóxico que la aspirina.

Historia

La terapia de Quelación empezó a aplicarse durante la segunda guerra mundial al utilizar los ingleses un agente quelante, el British Anti Lewisite (DAL) como antídoto para el gas venenoso, actualmente utilizado en medicina.

Mas tarde, fue introducido en Estados Unidos en 1948 como un tratamiento para los trabajadores de la industria que padecían intoxicación por plomo en las fábricas de baterías y pinturas. La USA Navy promovió la terapia de Quelación en los marineros que se habían intoxicado con plomo pintando barcos en las instalaciones de los muelles y los médicos observaron que los adultos afectados con envenenamiento por plomo, después de recibir el tratamiento desaparecían sus cuadros de angina de pecho, trastornos de memoria con mejoría de la visión, audición y olfato. Algunos médicos entonces comenzaron a tratar pacientes que únicamente padecían arteriosclerosis con terapia de Quelación y los resultados fueron muy satisfactorios.

Estas personas fueron tratadas con un aminoácido sintético llamado Ácido Tetraacético Etilenodiamino Disódico (EDTA por sus siglas en inglés). Este aminoácido posee la propiedad de atraer poderosamente el calcio iónico de tal manera que al ser incorporado al torrente sanguíneo se combina molecularmente, secuestrando el calcio anormalmente depositado en las paredes arteriales y otras áreas de organismo, siendo excretado mezclado con lípidos por la orina y las heces. De manera sorprendente reportaron una gran mejoría en varios aspectos que aparentemente no estaban relacionados con el plomo. Especialmente los pacientes que presentaban dolor e incapacidad por insuficiencia coronaria, acabaron de forma definitiva su riesgo de sufrir infarto de miocardio.

Los metales pesados

Hoy en día, tenemos en nuestros cuerpos entre 400 y 700 veces más cantidad de metales pesados que la generación que vivió hace 100 años.

En nuestro organismo estos metales se acumulan en los depósitos grasos y los huesos y no pueden eliminarse por lo que su efecto es permanente y acumulativo. Son altamente reactivos y roban electrones a diferentes estructuras celulares generando radicales libres de forma continua, que a su vez, dañan otras moléculas o estructuras para restituir los suyos propios. Este proceso entra entonces en un círculo vicioso produciendo daños en toda la estructura celular.

Toda enfermedad crónica tiene relación con este fenómeno, especialmente las que constituyen las causas de muerte más frecuentes como son los infartos de corazón, los derrames cerebrales, el cáncer y los problemas reumáticos. El daño oxidativo del endotelio vascular, el ADN de las células y el cartílago articular ha sido severamente agravados por la acumulación de estos tóxicos.

El evento clave del daño endotelial

 “Un hombre tiene la edad de sus arterias”

La primera causa mundial de mortalidad es el infarto de corazón debido a la enfermedad coronaria. Este trastorno depende estrechamente de la agresión del revestimiento de los vasos sanguíneos debido a la oxidación del colesterol de la sangre. Este proceso se evalúa a través del perfil lipídico el cual reporta los siguientes varios valores:

  •  El colesterol total.
  • Las lipotroteínas de colesterol de baja densidad (LDL).
  • Las de muy baja densidad (VLDL).
  • La fracción de alta densidad (HDL).

Los dos primeros son factores nocivos que han sido oxidados. El HDL es un componente saludable que permanece sin oxidarse o en estado llamado reducido. El índice arterial, el indicador mas usado del daño vascular, es el cociente entre el colesterol total y el HDL, y realmente es un indicador del estado de óxido-reducción del colesterol. Existen personas que tienen niveles normales de colesterol con índices arteriales altos y gran riesgo de infartarse, así como otros con altos niveles de colesterol cuyos índices arteriales son normales y su riesgo de infarto es normal o bajo.

Desgraciadamente esto casi no se tiene en cuenta en la práctica. La terapia alopática para las dislipemias es a base estatinas que solo disminuyen de forma global la producción de colesterol sin intervenir el proceso oxidativo que es el que realmente importa. Además, las estatinas producen muchísima “Inflamación silenciosa”, bloquean la coenzima Q10 y destruyen las neuronas del hipocampo, es decir: se pierde la memoria a corto plazo.

Hoy día, una gran cantidad de personas padecen de arteriosclerosis, que es un endurecimiento de las arterias producido por una acumulación en la luz arterial de lípidos, carbohidratos, tejido fibroso y calcio, formando una placa que produce una calcificación y como resultado un estrechamiento y oclusión de los vasos sanguíneos que dificultaría el paso de la sangre por dichos vasos. quelacion1

En Estados Unidos se calcula que muere mas de 1 millón de personas al año a causa de esta enfermedad o de sus consecuencias, es decir, produce casi dos terceras partes del total de las muertes en personas de más de sesenta años.

La arteriosclerosis aún y cuando sea una enfermedad propia de una persona de edad avanzada, existe un método simple, efectivo y con mucho menor riesgo que otras técnicas para resolver estos problemas y restaurar los daños arteriales y esto se consigue con la terapia de Quelación.

Además, la cirugía cardiovascular está limitada solo al vaso y área donde se practica la intervención quirúrgica, en contraposición con la terapia de Quelación que involucra, limpia y beneficia a todo el sistema circulatorio.

Última Actualización: 27/06/2017


Contacte con el Dr. Cidón si le interesan sus tratamientos o necesita más información.
También puede ponerse en contacto utilizando este formulario.


Logo de la Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica en Madrid:
Dr. Cidón - Pº San Francisco de Sales,
4-2º 28003 Madrid, España
Tel.: 91.544 00 00
Clínica en Salamanca:
Dr. Cidón - Avenida de Italia
4-1º 37006 Salamanca, España
Tel.: 923.22 60 08
Tels: 91.544 00 00  /  923.22 60 08
Última actualización: 27/06/2017