El Blog del Doctor Cidón Madrigal | Doctor Cidón
Logo de la Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Consultas en Madrid y Salamanca. Pº San Francisco de Sales, 4-2º 28003 Madrid
Pida consulta llamando al:
91  544  00  00
Contacto
Envíenos su consulta
Centro médico acreditado

NUTRICIÓN CELULAR

Categoría: Tratamientos
4 abril, 2018 .


La  Nutrición Celular, es  la parte de la medicina dedicada a la rehabilitación celular, o dicho de otra forma  al restablecimiento de la salud y prevención de enfermedades a través de la regulación de las alteraciones bioquímicas que aparecen en el organismo. Este objetivo se consigue a través del uso de elementos naturales, como vitaminas, minerales, oligoelementos, aminoácidos, coenzimas… los cuales van a permitir un reequilibrio bioquímico para mejorar nuestra salud y calidad de vida.

Los protocolos de nutrientes intravenosos no solamente están elaborados para corregir déficit de nutrientes, si no que también están diseñados para restablecer equilibrios intra/extracelulares, y aportar los nutrientes específicos para las diversas enfermedades que padece el paciente.

Rihana, Madonna, Cheryl Cole y otros muchos famosos confiesan recurrir a este tipo de tratamientos para recuperar energía y mejorar su aspecto físico.

¿Por qué la vía intravenosa?

La vía intravenosa evita los problemas de absorción de los comprimidos y los nutrientes, llegan más rápido y en cantidades adecuadas a los tejidos.

Protocolos de nutrientes

 Los protocolos de nutrientes intravenosos deben de elegirse y administrarse según necesidades específicas del paciente, es decir teniendo en cuenta la individualidad bioquímica de cada paciente y de los resultados de los  análisis del mineralograma intracelular.

¿Cómo realizamos el análisis de minerales intracelular?

El análisis se realiza gracias a la avanzada tecnología de la Espectrofotometría. A través de un método revolucionario para medir en tiempo real los metales pesados, oligoelementos y minerales que el paciente tiene.

¿Qué conseguimos con la Nutrición Celular?

 Los protocolos intravenosos  ayudan a la:

  • Mejora la actividad hormonal.
  • Disminuir el uso de antibióticos y otras terapias con efectos secundarios.
  • Permiten mejorar la calidad de vida del paciente aquejados de enfermedades degenerativas y potenciar el efecto de la medicación convencional.
  • Restaurar la integridad funcional de los desórdenes crónicos de las vías enzimáticas, que han provocado la perdida de vitaminas, aminoácidos y minerales.
  • Aportar los nutrientes necesarios a los tejidos y órganos  en óptimas proporciones, así como suplementos extras de nutrientes y antioxidantes, para mejorar la salud.
  • Eliminación de toxinas, metales pesados y contaminantes medio ambientales.
  • Estimulación del sistema inmune.

¿Tiene riesgos esta práctica?

Salvo lo incómodo que puede resultar estar con una vía colocada en el brazo, la vía intravenosa no tiene efectos secundarios. El exceso de vitaminas y antioxidantes que se administran, se puede eliminar a través de la orina.

Número de sesiones

La terapia intravenosa de nutrientes se puede realizar 2 veces a la semana, una vez a la semana, una vez cada 15 días o mensualmente, siempre dependerá de la patología y respuesta del paciente, de hecho podría un paciente estar poniéndose sueros continuamente.

El ajo como antimicrobiano

Categoría: Tratamientos
4 abril, 2018 .

Desde hace tiempo que vengo utilizando en mi consulta los suplementos de ajo en pacientes que padecen cistitis crónica secundaria a infección por Escherichia coli (una bacteria que con el tiempo, se ha hecho resistente al  tratamiento con antibióticos),  y Candida albicans (un hongo) con muy buenos resultados. Uno de los principios activos del ajo recién triturado es la alicina, que tiene una marcada actividad antimicrobiana.

Existen muchos estudios científicos que muestran que el ajo tiene una actividad antibacteriana contra una amplia gama de bacterias Gram-negativas y Gram-positivas, incluyendo cepas multirresistentes como la Escherichia coli; así como una actividad antifúngica, particularmente contra Candida albicans. También tiene una actividad antiparasitaria, que incluye algunos de los principales parásitos intestinales humanos, como la Entamoeba histolytica y Giardia lamblia.

El principal efecto antimicrobiano de la alicina se debe a su reacción química con grupos tiol de diversas enzimas, como el alcohol deshidrogenasa, tiorredoxina reductasa y ARN polimerasa, que pueden afectar el metabolismo esencial de la actividad proteinasa de la cisteína involucrado en la virulencia de los microorganismos.

La amplia gama de efectos biológicos que se han encontrado en la alicina, debería haber impulsado a esta molécula a convertirse en un candidato principal para uso terapéutico. Desafortunadamente, hasta ahora las compañías farmacéuticas no se han interesado en invertir en el desarrollo de esta molécula antimicrobiana. Las razones de esta lamentable situación es que no se pueden presentar patentes de un nutriente como el ajo. Esta no es la primera vez que las consideraciones económicas evitarán que un compuesto natural  como el ajo con excelentes propiedades medicinales pueda llegar a aquellos pacientes que podrían beneficiarse.

Psicoanálisis y Terapias cognitivas

Categoría: Tratamientos
4 abril, 2018 .

El psicoanálisis se define como un conjunto de teorías psicológicas y técnicas terapéuticas que tienen su origen en el trabajo y las teorías de Sigmund Freud. La idea central en el centro del psicoanálisis es la creencia de que todas las personas poseen pensamientos, sentimientos, deseos y recuerdos inconscientes.

El psicoanálisis se sustenta bajo varios principios, que son los siguientes:

  • El desarrollo de la personalidad está marcado principalmente por los acontecimientos de nuestra primera infancia. Según Freud, las bases de nuestra personalidad queda fijada a la edad de cinco años.
  • La forma en que nos comportamos se encuentra influenciada en gran parte por nuestros impulsos inconscientes.
  • Cuando la información del inconsciente pasa a nuestro consciente, puede conducirnos a una catarsis y permitirnos lidiar con el problema.
  • Utilizamos una serie de mecanismos de defensa para protegernos de la información contenida en nuestro subconsciente.
  • Los problemas emocionales y psicológicos como la depresión y la ansiedad, suelen tener sus raíces en los conflictos entre la mente consciente e inconsciente.

Sigmund Freud fue el fundador del psicoanálisis y el enfoque psicodinámico de la psicología. Esta escuela de pensamiento hizo hincapié en la influencia de la mente inconsciente en el comportamiento.

En nuestra clínica utilizamos técnicas de psicoterapia como coadyuvante al tratamiento médico en los trastornos de la conducta alimentaria, donde se incluye la anorexia, bulimia, y obesidad mórbida, los cuales se relacionan con secuelas psicológicas

Las terapias que utilizamos incluyen la terapia cognitivo-conductual y la psicoterapia interpersonal. Además de corregir a través de tratamientos personalizados, los desequilibrios que le han llevado a ese paciente al problema del sobrepeso.

La Homeopatía: una ciencia inmunológica

Categoría: Homeopatía
4 abril, 2018 .

El principio de similitud

Hace más de 200 años, Samuel Hahnemann, reafirmó empíricamente el principio terapéutico enunciado por Hipócrates y basado en la curación por los semejantes, dando origen a un método terapéutico: “La Homeopatía”.

En el año 1950, el Dr. Hans Heinrich Reckeweg, dio un gran paso adelante con su desarrollo de la homotoxicología, conocido por muchos como “Homeopatía de segunda generación” y fundamentada en bases biomoleculares. Significó la transición hacia un método basado en la inmunoterapia, que nos permite entender más claramente la farmacodinamia de los compuestos homeopáticos.

El principio de similitud, podemos resumirlo en cuanto al hecho de que lo semejante cura a lo semejante, siempre y cuando se utilicen dosis infinitesimales. Se basa en las siguientes premisas:

  • Toda sustancia farmacológicamente activa es capaz de provocar en un individuo sano y sensible un conjunto de síntomas que son característicos de dicha sustancia.
  • Todo sujeto enfermo presenta un conjunto de síntomas característicos de su enfermedad.
  • La curación de los síntomas se consigue administrando al paciente enfermo dosis infinitesimales de sustancias susceptibles de producir a dosis más altas, en un individuo sano, síntomas semejantes a los del enfermo.

Clasificación de los medicamentos

La mayoría de los componentes que se utilizan en los medicamentos homeopáticos proceden de plantas, minerales, animales e incluso catalizadores. Cuanto más diversa sea la combinación de diferentes tipos de componentes en un compuesto, más adecuado será el medicamento para su utilización en el tratamiento de patologías.

Los medicamentos homeopáticos también se pueden dividir de acuerdo a su modo de acción principal. De esta forma conocemos medicamentos para el drenaje y la detoxificación, inmunomoduladores y, por último pero no por ello menos importantes, medicamentos para el apoyo de células y órganos (soporte orgánico).

Los remedios se prescriben según la Materia Médica. Este es un libro en el que se describen con detalle todas las características de la sustancia, divididas según los diferentes órganos y sistemas sobre los que actúan. También contiene la información que se obtiene de la experimentación patogenética. Estas son pruebas toxicológicas que se realizan en personas sanas, y los síntomas que aparecen después de la exposición repetida a la sustancia se registran en la Materia Médica. Por lo que un paciente que muestra los síntomas que se han registrado con una sustancia puede ser tratado con una dilución homeopática de esa sustancia.

Tropismo de un medicamento homeopático

 Organotropismo: el medicamento está muy relacionado con el propio órgano. Los medicamentos con efecto organotrópico mantienen el órgano en buen estado, inhiben su degeneración e incluso pueden facilitar su regeneración.

  • Funciotropismo: el medicamento está muy relacionado con la función fisiológica del órgano. Son principalmente medicamentos reguladores. Estimulan o inhiben la función del órgano.
  • Psicotropismo: el medicamento está relacionado con las emociones (síntomas de la mente) del paciente.
  • Constitucional: Se denomina “medicamento constitucional” cuando el cuadro farmacológico está muy relacionado con la constitución del paciente. La constitución de un individuo es la suma de sus características físicas y mentales y se relaciona mucho con la herencia porque la constitución es principalmente congénita y raras veces cambia durante la vida. Los medicamentos de constitución actúan en profundidad y tienen un efecto regulador a nivel general. Cada persona tiene una constitución que será abordada con un medicamento de constitución específico.

 

Diferencias entre un fármaco alopático y homeopático

Es fundamental hacer varias precisiones que nos permitan realizar una diferenciación básica entre farmacodinámica alopática y homeopática.

En el fármaco alopático, la respuesta terapéutica está fundamentada en el efecto químico que la sustancia ponderal ejerce sobre el organismo (sobre un receptor a nivel molecular).

Muy diferente es la situación de los fármacos homeopáticos, puesto que al estar fundamentados en el sistema de preparación homeopática, contienen diluciones con dosis bajas o muy bajas de la sustancia inicial. Al estar basados en la “Ley del efecto inverso” de Arndt y Schultz, y en el “Principio de similitud de Hahnemann” es necesario que el individuo sea determinado previamente como “sensible” a esta sustancia; de lo contrario no se presentará el efecto terapéutico evaluado. Esto exige que los criterios de inclusión del paciente objeto del estudio, que se deben efectuar mediante la repertorización homeopática.

Un medicamento químico alopático es un remedio accional, es decir, impone una acción sobre el organismo, en cambio, los medicamentos homeopáticos, la acción no la produce el medicamento, sino el organismo que responde ante el estímulo del medicamento, por lo que el remedio homeopático sería reaccional.

Mecanismo de acción de los medicamentos homeopáticos

Hace 200 años, Hahnemann postula la teoría de la homeopatía y está descubriendo sin saberlo, una metodología basada en la regulación del sistema inmunitario, solamente que lo hizo cuando no se sabía que las bacterias existían, ni mucho menos que había unas citoquinas o un interferón. Por lo tanto, las explicaciones que se dieron en aquella época para la homeopatía, hoy día para los ojos de la ciencia médica, no sean válidas, aunque no quiere decir que el método no lo fuera.

Los medicamentos homeopáticos de segunda generación utilizan diluciones decimales, por lo que existe presencia molecular. Vamos a entrar a analizar el mecanismo de acción de estos remedios. En el momento que uno de estos preparados es administrado en el organismo, el sistema inmunitario podrá reaccionar según la naturaleza de los componentes que a veces podrán ser tóxicos y se encuentran en plantas, minerales, o antígenos provenientes de venenos de animales, es decir, estamos dando al organismo microdosis de sustancias potencialmente peligrosas donde no se alcanzan las concentraciones adecuadas para producir daño en el organismo, pero en cambio, son capaces de promover una respuesta inmunitaria con el fin de reparar la matriz extracelular. Los estudios científicos iniciales fueron realizados por el Profesor Wagner en 1994 siendo Director del Departamento de Farmacología de la Universidad de Munich y confirmaron que cuando damos estas sustancias así diluidas se activa la fagocitosis,  y aumenta la respuesta inmune.

Cuando ingresa en el organismo un medicamento homeopático de segunda generación, los componentes del remedio fraccionan sus proteínas constituyentes, conformando cadenas de 5 a 15 aminoácidos; estas cadenas de aminoácidos son transportadas a la superficie de la célula por el complejo mayor de histocompatibilidad y se expresan en su superficie como epítopos o motivos proteicos. Esto hace que al dar estos remedios en microdosis no produzca un efecto inmunogénico.

Estos epítopos que aparecen en la célula presentadora de antígenos van a ser robados por los linfocitos inmaduros Th0 que circulan por la zona, se acercan a las células presentadoras de antígenos y usan sus receptores para establecer contacto con el epitopo presentado, desencadenando así una señal que induce la transformación de linfocito Th0 en célula T regulador. Hasta el año de 1996, la ciencia médica solamente conocía los linfocitos Th1 productores de inflamación aguda y los linfocitos Th2 causantes de inflamación crónica, pero el profesor H. Weiner de la Universidad de Harvard, descubre que cuando se dan muy bajas dosis de antígenos, aparecía un linfocito diferente que el inicialmente lo llamó linfocito Th3. Hoy día se denomina linfocito T regulador. Entonces, mientras que el linfocito Th1 produce inflamación aguda, el linfocito Th2 produce inflamación crónica y el linfocito Th3 los frena.

En aquel momento se descubrió que la microdosis de los remedios homeopáticos, lo que hacían era estimular los mecanismos de regulación y por tanto y según esta concepción inmunológica, no se necesitaría dar un medicamento antiinflamatorio, sino un modulador de la inflamación; un remedio que nos permita controlar al linfocito Th1 y al Th2, pero no suprimir la inflamación como cuando damos un fármaco químico, ya que cuando se suprime la inflamación y las toxinas persisten en la matriz extracelular, la inflamación al cabo de un tiempo volverá a aparecer ya que la inflamación es la respuesta natural del organismo frente a cualquier homotoxina.

El profesor H. Heine y el inmunólogo M. Schmolz publicaron en prestigiosas revistas científicas, cómo los extractos presentes en los medicamentos homeopáticos tenían la propiedad de generar lo que se denomina como la “Inmunological bystander reaction”, es decir, una reacción de control y de regulación; entonces por primera vez, en el campo de la medicina, nos encontramos con remedios moduladores de la inflamación y no con antiinflamatorios.

En resumen: cuando damos un medicamento homeopático, este pasa a través de las mucosas y va a ser fagocitado por los macrófagos, estos macrófagos van a tomar los componentes del remedio que pueden ser de tipo vegetal, mineral, biológico o de cualquier otra naturaleza y llegan a las células presentadoras de antígenos como la célula dendrítica de la matriz, dentro de la célula dendrítica se van a fraccionar en cadenas de 5 a 15 aminoácidos y van a ser presentados a través del llamado complejo mayor de histocompatibilidad a nivel de la superficie de la célula presentadora de antígenos y se expresan en su superficie como epítopos.

Entonces este epítopo así presentado y esta célula así activada atrae a los linfocitos Th0 también llamados linfocitos inmaduros. Estos linfocitos inmaduros roban ese epítopo y se transforman en los llamados linfocitos T reguladores.

Estos linfocitos T reguladores viajan hacia el ganglio linfático más cercano en un proceso que se denomina “homing”. Una vez llega al ganglio linfático, el linfocito T regulador inducido por el estímulo farmacológico del remedio, comienza a replicarse en múltiples clones que se transportan a través del sistema linfático hacia el torrente sanguíneo. De esta manera, son atraídos por las quimiocinas que se producen durante el proceso inflamatorio ya que todo tejido lesionado genera quimiocinas y factores de complemento que atraen a los linfocitos T reguladores a través de un proceso llamado “quimiotaxis”. Cuando llegan al sitio de la lesión, estas células reguladoras liberan citoquinas tolerogénicas que modulan la actividad de los linfocitos proinflamatorios tipo Th1 y Th2 provocando una reducción de la expresión de sus citoquinas proinflamatorias. Este mecanismo regula la respuesta inflamatoria y regula el proceso homotóxico gracias a la contribución inherente del medicamento biorregulador.

A este proceso se le denomina “Mecanismo de Asistencia Inmunológico”, y la base de esta transformación, es el hecho de que los componentes presentes en los medicamentos homeopáticos están dados en microdosis, por que se pudo demostrar a través de la investigación que sólo las dosis bajas de antígenos al ser controladas por células presentadoras de antígenos profesionales, podían ser mostrados a los linfocitos inmaduros de alta sensibilidad, los cuales se iban a transformar en linfocitos Th3 ó T reguladores y que la dosis que lograba esta reacción era del orden de 20 microgramos, siendo la dosis promedio donde se encuentran los remedios homeopáticos de segunda generación.

Finalmente, se halló que las sesquiterpenlactonas, un grupo de moléculas que se encuentran solamente en las plantas medicinales, se detectó una como la helenalina, que está en el Arnica Montana, un remedio conocido desde Aulus Cornelius Celsus en la época romana ya que era el medicamento de uso por los gladiadores para los traumas y las inflamaciones. Pues resulta que la helenalina tiene una actividad moduladora de la inflamación en el orden de los picomoles y se descubrió que la helenalina se une de manera covalente a la subunidad P50 y P65 del factor nuclear kappa beta impidiendo que se pueda activar.

Estamos demostrando a través de estos mecanismos de control inmunitario documentados científicamente que los remedios homeopáticos son capaces de producir la inhibición de las citoquinas proinflamatorias.

La tolerancia inmunológica

El mantenimiento de la tolerancia inmunológica, base fundamental de lo que podíamos considerar como el “estar saludable”, es un complicado proceso que incluye mecanismos inmunológicos centrales y periféricos.

Este mecanismo se logra por la inducción de citoquinas moduladoras producidas por células Th3 reguladoras, que generan la tolerancia.

Los medicamentos homeopáticos de segunda generación resultan una solución excelente para el desencadenamiento de la asistencia inmunológica, que nos permitirá recuperar la tolerancia inmunológica, al presentar a las APC (células presentadoras de antígenos), bajas dosis de elementos tóxicos en una variada diversidad, y siempre dependiendo de la situación patológica concreta.

Las microdosis

Hahnemann, partiendo del uso de sustancias muy tóxicas en la farmacopea de su época (arsenicum, plumbum, aurum, etc.), propuso, que se deberían atenuar mediante diluciones y potenciaciones sucesivas, con el fin de eliminar su carácter tóxico y mantener su carácter estimulador. Para ello creó las diluciones y potenciaciones en decimales y centesimales, que garantizaban la dosificación exacta de la sustancia administrada.

Investigaciones inmunológicas modernas han confirmado dicha propuesta. Estudios a “doble ciego” randomizados en artritis reumatoide, mostraron en muchos pacientes una mejoría en la enfermedad, después de la administración oral de colágeno tipo II, pero únicamente dosis muy bajas de colágeno tipo II, de aproximadamente 20 mgr/día, produjeron mejoría a nivel articular. Por el contrario, estudios realizados con dosis altas (1-10 mgrs/Kg/día), no reportaron resultados significativos comparados con el grupo placebo, lo cual corrobora la importancia de la utilización de dosis bajas en los medicamentos homeopáticos, como clave fundamental para la recuperación de la tolerancia inmunológica, mediante los mecanismos de asistencia inmunológica.

Samuel Hahnemamm, padre de la inmunología

Encontramos los antecedentes a esta medicina en la genial visión y los brillantes aportes de Samuel Hahnemann, al que consideramos el padre de la inmunoterapia a muy bajas dosis (es decir, la Homeopatía).

Los trabajos iniciados en 1995 en la Universidad de Harvard por el profesor H. Weiner, demostraron que cuando se administra al organismo un factor antigénico a dosis bajas y ultra bajas (desde 1×10 elevado a -4, hasta 1×10 elevado a -23) se produce una modificación en la respuesta inmunitaria del paciente, fenómeno que el profesor Harmut Heine en Alemania denominó “Reacción de Asistencia Inmunológica”, y que permite entender el mecanismo farmacodinámico de los medicamentos preparados siguiendo el método homeopático determinado por Hahnemann hace más de 200 años.

 

Texto extraído de los libros: “Los Caminos de la Salud”, “Toxinas Zero”, “La Cara Oculta de la Celulitis” del Dr. Cidón Madrigal. Editorial La Salud Naturalmente.

Terapias alternativas: Mesoterapia homeopática

Categoría: Adelgazamiento , Celulitis , Homeopatía , Tratamientos
20 junio, 2016 .

Hay muchos tipos de terapias alternativas y naturales dentro del campo de la medicina alternativa o medicina natural. Algunas de ellas son psicológicas, otras terapias alternativas están especializadas en tratar la depresión. Hoy hablaré de la mestoterapia homeopática.

La mesoterapia en sus orígenes, solo contaba con la ayuda de medicamentos alopáticos y estaba principalmente relacionada con tratamientos de medicina estética, pero a día de hoy y gracias a la evolución y desarrollo de la homeopatía se ha incorporado una nueva forma de mesoterapia a través de productos naturales homeopáticos, los cuales ofrecen nuevas ventajas sin efectos secundarios y totalmente tolerables por el organismo. Entre las principales ventajas que ofrecen los productos homeopáticos cabe destacar la perfecta compatibilidad que existe entre ellos, permitiendo mezclar dichos productos entre sí para de esta manera atajar varias patologías dentro de un mismo tratamiento. Por ejemplo, cuando existen al mismo tiempo problemas celulíticos y patologías circulatorias. A menudo, es frecuente caer en el error de tratar problemas celulíticos, únicamente con productos lipolíticos, cuando en realidad existen alternativas homeopáticas altamente efectivas.Para resolver estos problemas de celulitis acompañada de componente graso se pueden mezclar diferentes productos para atacar por un lado la celulitis y por otro el problema de tipo lipolítico. Existen también productos homeopáticos que pueden ayudarnos a combatir cualquier tipo de  obesidad (tanto localizada como general), actuando sobre los acúmulos grasos y la adiposis. 

En procesos de antiflaccidez la mesoterapia homeopática es realmente efectiva.  Para casos de celulitis con flaccidez y acúmulos de grasa, por medio de los preparados se consigue estimular y activar el funcionamiento muscular, incrementando el índice de masa muscular. Si además se acompaña de ejercicio físico los resultados son espectaculares.

 En cuanto al número de sesiones necesarias, es imposible decir un número determinado ya que en cada caso influye la intensidad del proceso, las características del paciente y por ejemplo, en casos de obesidad, del volumen graso a tratar. Eso si, suelen ser necesarias sesiones esporádicas al finalizar cualquier tratamiento.

Espero que os hayan gustado estas terapias alternativas.  

Beneficios del agua ozonizada

Categoría: Alergias , Alimentación , Biorresonancia , Medicina biológica , Ozonoterapia , Tratamientos
7 diciembre, 2008 – 1 Comentario »

La importancia que el agua tiene para la vida la conoce el hombre desde sus orígenes, por eso, el ser humano siempre ha tenido la preocupación de encontrarse cerca de ella. El agua es un medicamento infalible, pues sometido a diferentes procedimientos como la oxigenación, cromatización, polarización, ozonización,… permite una amplia variedad de posibilidades terapéuticas.

Todas las funciones del cuerpo dependen del flujo de agua, por lo que su déficit puede desembocar en la aparición de numerosas enfermedades, las cuales se pueden curar si se le da al cuerpo la cantidad de agua que necesita.

El cuerpo del ser humano necesita para su correcto funcionamiento al menos 2 litros de agua al día, los cuales no deben ser sustituidos por otros líquidos como el té, el café, alcohol,…pues aunque contienen también agua, llevan en su composición agentes deshidratantes que acaban eliminando la reserva de agua del cuerpo porque tienen acción diurética.

De todas las posibilidades terapéuticas que el agua ofrece, la ozonización, puede ser una de las más completas.

El ozono es un gas que se obtiene a partir del oxígeno cuando se le aplica un voltaje elevado, debido al cual, la molécula de O2 se transforma en O3 (ozono). Este ozono cuando se disuelve en agua da lugar al agua ozonizada, la cual asume diferentes propiedades curativas en función de la proporción de ozono que contenga.

Tratamientos con agua ozonizada

El agua ozonizada es muy utilizada actualmente para una gran variedad de tratamientos:

  • Infecciones bacterianas y virales de cualquier naturaleza y gravedad. Es muy común, por ejemplo, utilizarla para tratar infecciones dentales.
  • Purifica el agua, pues le quita el olor, el sabor y el color desagradable que pudiera tener.
  • Desinfección del agua de bacterias patógenas, virus y cualquier microorganismo que no reacciona ante el cloro.
  • Diabetes, hernias discales, artritis, alergias, asma, herpes,…
  • Todas aquellas enfermedades que provocan falta de oxígeno en los tejidos: cardiovasculares, úlceras, venas varicosas,…

Estos son solo algunos ejemplos de tratamientos, de los muchos que hay, que demuestran los beneficios que el uso del agua ozonizada aporta a la salud.

Dietas

Categoría: Adelgazamiento , Alimentación , Medicina biológica , Tratamientos
7 diciembre, 2008 .

Aunque adelgazar hay que entenderlo como un proceso, que si se realiza correctamente, es realmente positivo y que puede cambiar para mejor la vida de quien se pone a ello, para la mayoría de las personas supone un verdadero sacrificio y a veces un peligro grave para la salud.

Las ganas por perder kilos hace que muchas personas sigan dietas que prometen un gran éxito en muy poco tiempo, y que no mencionan los inconvenientes que provoca adoptar esos hábitos durante un tiempo prolongado.

Se trata de dietas hipocalóricas principalmente, aunque también las hay disociadas, monotónas (desengrasantes) o cetogénicas.

Con ellas se priva al organismo de nutrientes esenciales para el funcionamiento del mismo, consiguiendo la pérdida de agua, masa ósea, muscular y muy poca grasa, con lo que a la larga son totalmente ineficaces.

Dietas cetogénicas

Se caracterizan por consumir muchas proteínas y grasas y pocos hidratos de carbono. El no tomar hidratos de carbono genera la producción en grandes cantidades de acetona, la cual produce náuseas, vómitos y falta de apetito. Esta inapetencia es la que provoca perder peso. La acetona además provoca mal aliento.

Con este tipo de dietas se pierde la misma cantidad de grasa que con una hipocalórica normal. Provoca el aumento del colesterol y el ácido úrico, disminuye el contenido de fibra lo cual produce estreñimiento. Disminuye también el de agua, magnesio, potasio, calcio, y no se aporta vitamina B, C y E.

Dietas disociadas

Es la que más adeptos tiene porque con ella no es necesario estar pendiente de la cantidad de alimento que se puede tomar. La base de estas dietas es no mezclar proteínas con carbohidratos, ya que tanto uno como otro deben metabolizarse en diferentes medios: las proteínas en medio ácido y los carbohidratos en uno alcalino. La dieta funciona porque es hipocalórica, ya que se limita el consumo de grasas, azúcar, dulces, pan, frutos secos,…

Dietas monotónas

También llamadas desengrasantes. Son dietas muy repetitivas que aportan pocos nutrientes, por lo que no es conveniente que se sigan durante mucho tiempo. Son dietas hipocalóricas también, que suprimen las proteínas y en la que predominan los hidratos de carbono de las frutas y las verduras. Con estas dietas se pierde agua y proteínas. Pueden utilizarse para desintoxicar el organismo, pero no es recomendable utilizarlas durante más de 3 o 4 días.

Aditivos alimentarios

Categoría: Adelgazamiento , Alergias , Alimentación , Medicina biológica
7 diciembre, 2008 .
Los aditivos son sustancias que se añaden a los alimentos con la finalidad de aumentar su conservación, mejorar su aspecto y potenciar su color o su sabor. Aunque muchas veces esto puede resultar favorable, en la mayoría de los casos tan solo sirve para convertir un alimento de baja calidad en un producto que tenga buena pinta y pueda resultar más apetecible. La mayoría de los alimentos que consumimos tienen en su composición una gran cantidad de aditivos. No hay más que mirar la etiqueta que aparece en ellos para observarlo. Aunque las leyes en cuanto al etiquetado de los alimentos varía de unos países a otros, en todos es obligatorio que detallen el uso de estos aditivos. Éstos, a veces, aparecen en las etiquetas especificados con su nombre y otras con un número. Las autoridades sanitarias someten a un control muy exhaustivo a los aditivos, de tal manera que se asegure la inocuidad de los mismos. Esta inocuidad está relacionada más con la cantidad máxima de estas sustancias que se pueden utilizar en los alimentos, que a la propia naturaleza del producto.Este control actualmente es básico, ya que cada vez se añaden a los alimentos más aditivos y en mayor concentración, lo cual llega a provocar en algunas personas síntomas como dolores de cabeza o alergias. Como el tema de los aditivos preocupa cada vez más a la gente, y además existen más alergias alimentarias empiezan a aparecer en el mercado una mayor cantidad de productos que no llevan ningún tipo de aditivo en su composición y que se añaden a los que por ley no pueden llevar ninguno (leche, arroz, cereales, aceite vegetal virgen, agua mineral y de manantial, legumbres, café en polvo,…) Estos aditivos alimentarios pueden ser de varios tipos en función de su origen: naturales (de fuentes minerales, vegetales, animales) o artificiales. Aunque pueda parecer que los de origen natural son más inocuos que los artificiales no tiene porqué ocurrir siempre así. De hecho, existe una lista de aditivos “seguros” que se utilizan para alimentos, tanto de origen natural como artificial, que ha ido variando desde que se empezó a controlar la seguridad de los mismos. Es una lista que está en continuo cambio pues como todavía no está del todo demostrada la inocuidad de los aditivos en general, las autoridades encargadas de su control siguen pidiendo a los consumidores que avisen de cualquier reacción negativa que pueda darse con el consumo de productos con aditivos, para estudiarlos e incluirlos o excluirlos de la misma.  

El peligro de las carnes

Categoría: Adelgazamiento , Alergias , Alimentación , Medicina biológica , Tratamientos
7 diciembre, 2008 .
Las carnes son uno de los productos constituyentes de la alimentación del ser humano que más controversia genera entre gran parte del público especializado (nutricionistas, dietistas,…) y no especializado. El abuso en el consumo de las carnes, especialmente las rojas, puede llegar a provocar problemas graves para la salud, debido a que a través de ellas se ingieren sustancias que en un contenido elevado pueden ser nocivas para el cuerpo y alterar su correcto comportamiento. Sustancias que en cantidades moderadas sería beneficiosas se convierten en un gran peligro para aquellos individuos que no pueden evitar comer carne en exceso. El caso más conocido es el colesterol, que regula algunas funciones en el organismo a nivel celular, pero que en cantidades elevadas provoca una subida de la tensión arterial (hipertensión), así como paros cardíacos o acumulaciones de grasa que pueden llegar a taponar las venas. El ácido úrico, que de forma positiva favorece la movilidad y el desplazamiento del cuerpo es otro ejemplo, pues puede generar dolor que incapacite e incluso producir gota debido a que este producto se concentra en las articulaciones y terminan por inflamarse. También la forma en la que las carnes se preparan aumenta los factores de riesgo: cocer y dorar al fuego de forma directa (ya sea en carbón o leña) puede producir productos cancerígenos que provocan tumores en el intestino grueso, delgado y estómago. Todo esto unido a que, normalmente, el asiduo de las carnes práctica otra serie de conductas nocivas para la salud, como la toma de alcohol, tabaco, falta de ejercicio o una escasa diversidad de alimentos en su dieta, hacen que se convierta en una bomba de relojería. Aunque el consumo de carnes, cuando es excesiva, es mala, no es recomendable erradicar del todo su consumo porque aporta nutrientes esenciales para el cuerpo: vitamina B12 (que previene la anemia y favorece la formación de la hemoglobina), proteínas (aportan aminoácidos básicos para la formación de los músculos, piel, sangre y órganos) y minerales como el Zn, Ca y Fe. Una alimentación saludable, por tanto, debe contener una gran variedad de nutrientes diferentes, entre ellos la carne, que pueda proporcionar al organismo humano todas las sustancias nutritivas que necesita. Cualquier problema o duda sobre la alimentación correcta a seguir, en cuanto a los alimentos básicos que deban estar presentes así como las cantidades en las que éstos deben ser tomados, debe ser aclarada por un médico nutricionista.

¿Alimentos funcionales?

Categoría: Adelgazamiento , Alimentación , Medicina biológica
7 diciembre, 2008 .
El término de alimento funcional aplicado a todos los alimentos, aunque no es incorrecto, sí que puede llevar a confusión en el consumidor. Todos los alimentos son funcionales, pues todos cumplen una función determinada, sin embargo el término alimento funcional como tal debe quedar reservado solamente para ciertos alimentos a los que se les añade un determinado nutriente, componente o sustancia que produce en el organismo un efecto positivo para la salud distinto o complementario al que el alimento en sí produce. Aunque en los tiempos en los que vivimos, son muchos los alimentos que aparecen en el mercado con el calificativo de funcional, éstos han existido siempre pues estas sustancias o ingredientes funcionales se encuentran presentes también en los alimentos tradicionales, por lo que si la dieta que se está llevando a cabo es equilibrada no es necesario tomar estos productos que surgen ahora como una novedad. Para que la función de estos alimentos sea eficaz es necesario ser consumidos diariamente, de forma continuada y en cantidad suficiente. Estos tres requisitos son muy difíciles de seguir en la vida actual, pues la variedad de alimentos que existe es tan amplia que es prácticamente imposible mantener una alimentación basada en los mismos tipos de alimentos, tomados de forma periódica. Aunque estos alimentos no curan enfermedades, sí que aportan enormes beneficios para la salud, pues reducen los riesgos que ciertas condiciones provocan sobre la misma. Entre los componentes funcionales más frecuentes encontramos los “ácidos grasos omega 3”, presentes en las margarinas y las leches, el calcio que aparece en un elevado contenido en las leches extras en calcio o, los alimentos probióticos a los que se les añade bifidobacterias y lactobacillus, los cuales eliminan los gérmenes patógenos del intestino, manteniendo la buena salud del mismo. En cualquiera de estos casos, hay que tener cuidado con los productos que incluimos en nuestra alimentación pues aunque muchos vienen etiquetados como funcionales y con grandes beneficios para la salud, muchas veces no reúnen tales características, por eso, son necesarias exhaustivas investigaciones científicas que pongan de manifiesto las propiedades saludables de estos elementos.

Contacte con el Dr. Cidón si le interesan sus tratamientos o necesita más información.
También puede ponerse en contacto utilizando este formulario.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Logo de la Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica en Madrid:
Dr. Cidón - Pº San Francisco de Sales,
4-2º 28003 Madrid, España
Tel.: 91.544 00 00
Clínica en Salamanca:
Dr. Cidón - Avenida de Italia
4-1º 37006 Salamanca, España
Tel.: 923.22 60 08
Tels: 91.544 00 00  /  923.22 60 08
Última actualización: 21/06/2018