Logo de la Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Consulta en Madrid. Pº San Francisco de Sales, 4-2º 28003 Madrid
WhatsApp 691 211 175
Tel 91 544 00 00
Contacto
Envíenos su consulta
Centro médico acreditado
Categoría: Alimentación
26 marzo, 2022


El azúcar blanco o sacarosa es un producto químico puro, formado por moléculas de sacarosa (glucosa + fructosa). Se obtiene extrayendo primero el jugo de la caña de azúcar o de la remolacha y desechando la parte sólida y la fibra. Entonces el jugo se filtra, purifica, concentra y reduce haciéndolo hervir hasta que el jarabe cristaliza. En las diversas etapas de este proceso de refinación industrial se usan, a modo de agentes purificadores, sustancias como dióxido de azufre, cal, dióxido de carbono, huesos de buey carbonizados y bicarbonato de calcio. Tras este proceso queda una sustancia concentrada, pura, aislada y separada de los minerales, oligoelementos, vitaminas, fibra… El contenido en azúcar de la remolacha es de un 15%, de manera que para hacer una comparación, deberíamos comer más de kilo y medio de remolachas para igualar al azúcar consumido en 250 gramos de chocolate (la mayoría del cual es azúcar).

Atendiendo a la clasificación Yin/Yang de los alimentos según la Medicina Tradicional China, el azúcar estaría en el extremo Yin, en el extremo de los alimentos expansivos, es decir, alimentos enfriadores porque dispersan el calor, alimentos que expanden los tejidos volviéndolos mas laxos y débiles y que reducen la facilidad para la contracción muscular. Pero atendiendo a las Leyes Universales estos alimentos expansivos, si son extremos, como el azúcar y si se consumen en gran cantidad podrían también producir los efectos contrarios, es decir, la contracción, la rigidez, la dureza, la perdida de la elasticidad. Todo esto trae consigo una alteración de la energía corporal y afecta  preferentemente a  nuestros órganos huecos como el estómago, intestino grueso, etc. Ese carácter expansivo también favorece que tras su ingestión excesiva nos sintamos dispersos, deprimidos y sin energías.

Otra característica del azúcar es que se trata de un elemento acidificante del organismo, es decir, que tras su digestión y metabolización deja residuos ácidos (agua + ácido carbónico) debido a la ausencia de sales minerales en su composición. Estos residuos ácidos exigen al organismo una neutralización que llevara a cabo a costa de nuestras reservas minerales de los huesos.

Encontrándonos en este terreno ácido notaremos entre otros síntomas: falta de energía, sensación de fatiga, estaremos más predispuestos a resfriados y a infecciones en general, así como a padecer enfermedades como osteoporosis, caries, piel seca y agrietada, calambres y espasmos musculares, insomnio, mayor propensión al dolor, entre otros síntomas.

A todo este estado de acidificación contribuye el consumo diario de azúcares refinados que no solo lo ingerimos al echarle azúcar a la leche formando un verdadero cóctel insaluble, sino que esta presente en muchos de  los alimentos que nuestra sociedad occidental consume (galletas, refrescos, comidas envasadas, panes de molde, pasteles, bollería, embutidos, conservas, chocolate, cereales para el desayuno, yogures, salsas, zumos, etc.). Esto hace que muchas personas consuman cantidades excesivas de azúcar sin ser concientes de ello y con total desconocimiento de sus peligros.

Texto extraído del libro: “Azúcar: dulce veneno” Escrito por el Dr. Cidón Madrigal (curriculum y acreditaciones). El Dr. Cidón ha escrito 17 libros. Es Doctor en Medicina y Cirugía. También es Doctor en Ciencias Biológicas.

Otros fragmentos de este mismo libro se pueden encontrar en:

5/5 - (1 voto)
¿Le resultó útil? Por favor, comparta esta información:
Etiquetas:

Comentarios cerrados para este artículo.

Si desea estar a la última acerca de las actualizaciones en los tratamientos y promociones de Doctor Cidón Sucríbase al RSS de tratamientos de Doctor Cidón RSS de Doctor Cidón.


Logo de la Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica del Doctor Cidón Madrigal
Clínica en Madrid:
Dr. Cidón - Pº San Francisco de Sales,
4-2º 28003 Madrid, España
Tel.: 91.544 00 00
WhatsApp: 691 211 175
Última actualización: 06/05/2022